Comunicación para el Bienestar
Convivir.Info
Living Together & Coexisting.



Observatorio Global sobre Convivencia

Tecnología

Las TIC, un elemento clave de la agenda política y socioeconómica

Ingemar Naeve Consejo Delegado de Ericsson España

Desde la creación, en 2011, de la Comisión intersectorial sobre las TIC, la comunicación y la Sostenibilidad, con el impulso del Club de Excelencia en Sostenibilidad y en calidad de Presidente de dicha Comisión, me he comprometido a mostrar la gran contribución de las TIC , (tecnologías de la información y la comunicación) a la mejora de la productividad, la competitividad y la sostenibilidad de las empresas, así como la importante transformación de nuestra sociedad que su despliegue generalizado va a impulsar desde el punto de vista social, ambiental y económico.

Estas tecnologías van a dotar, de forma continua, de nuevos medios a las personas, las empresas y la sociedad en general, y van a crear una sociedad en red con oportunidades para todos. Guiada por los principios de transparencia y no discriminación, permitirán a la industria, a partir de la innovación, la movilidad, la banda ancha y los nuevos servicios en la nube, mejorar su posición competitiva. Asistimos a una verdadera revolución social en la que las TIC serán decisivas para acercar al ciudadano y a los hogares nuevos servicios que cambiarán la necesidad de desplazamientos físicos, permitirán el control inmediato de cualquier elemento relacionado con nuestras vidas y nos ofrecerán un permanente contacto con nuestro entorno personal y profesional.

Desde el punto de vista de negocio, las TIC proporcionarán oportunidades para inversiones de alta rentabilidad social y empresarial en soluciones inteligentes que transformarán la administración pública, el transporte, el suministro energético, la atención sanitaria y el ocio, entre otros.

El cambio de paradigma provocado por las TIC nos obliga a afrontar al mismo tiempo los desafíos sociales (democracia, igualdad, solidaridad) y medioambientales que amenazan la sostenibilidad de nuestro modelo de sociedad a largo plazo. Resulta, por tanto, de vital importancia que consideremos las TIC como un elemento clave de la agenda política y socio-económica del país.

El contexto de crisis económica actual conlleva una fuerte inestabilidad y una gran incertidumbre. Sin embargo, también nos brinda una oportunidad para hacer nuestros deberes como sociedad y emprender una segunda transición, “la transición socio-económica”, hacia una economía inteligente, sostenible e integradora.

Estamos hablando de un proyecto por y para el país a largo plazo en el que será necesario apelar al sentido de Estado, a la amplitud de miras y al espíritu de servicio a la sociedad al margen de los intereses partidistas. En definitiva, se trata de anteponer los intereses comunes a los individuales y tener la voluntad de acometer una transformación veloz de estructuras, capacidades y recursos.